LA IDEA

Permítenos explicarte nosotros mismos qué es CSAM

 

Ese mismo año, el interés turístico disminuyó drásticamente en una zona donde el sector servicios ocupa un gran peso en la economía local. La total pérdida de las 19 banderas azules (42) que hasta ahora ondeaban en múltiples playas del Mar Menor, dando un estatus de calidad, fue otro duro golpe para una laguna más que maltratada.

 

Dadas estas circunstancias, nos dimos cuenta de que el entorno carece de actividades económicas sostenibles. El concepto de turismo despreocupado por el entorno y centrado únicamente en el disfrute es algo que lleva demasiado tiempo arraigado y cuyas consecuencias estamos presenciando en la actualidad. A día de hoy, echamos en falta un tipo de ocio sostenible, que ofrezca los mismos servicios a los que ya estamos acostumbrados, pero sin dañar aún más el medio natural. Fue así como, basándonos en las carencias que habíamos observado y aplicando nuestro gusto por las actividades acuáticas, llegamos a la idea de CSAM.

2.1. ¿cómo llegamos a la idea?

Los integrantes de este grupo de investigación, vivimos en Cartagena. Por tanto, no es de extrañar que para nosotros el Mar Menor haya sido desde siempre un lugar recurrente al que acudir para disfrutar durante el verano. Atravesar el Mar en velero con amigos o montar en moto de agua son algunas de las actividades que realizamos allí, pero nunca nos habíamos planteado cuál era su estado de salud o cómo nuestros actos allí podían repercutir en su ecosistema.

 

En 2016, al hacer una salida en barco en verano, observamos de primera mano el mal estado de sus aguas. El agua estaba turbia, plagada de medusas y su superficie se encontraba cubierta por un manto verde. Solo con verlo se podía intuir que aquello estaba en una situación deplorable y nos dimos cuenta de que había que hacer algo, aunque no sabíamos exactamente qué.

 

Empezamos por informarnos acerca de todos los problemas que había estado experimentando el Mar Menor en los últimos años, y nos sorprendió descubrir que todo esto era algo que se venía pronosticando desde hace décadas. Ahora la situación se había vuelto insostenible y todos estaban sufriendo las consecuencias. El ecosistema marino se había visto gravemente perjudicado y corría el riesgo de no volver a ser el de antes. A nivel socioeconómico, la eutrofización estaba dañando a la pesca y el turismo no era una excepción.

 

2.2. ¿qué es csam?

El significado de las siglas de CSAM sirve para introducir el concepto de la empresa. Sus siglas responden a Centro Sostenible de Actividades Motonáuticas. Fue concebida inicialmente como una empresa de servicios motonáuticos basada en las energías renovables y los vehículos eléctricos.

 

La manera de implementar esto sería a través de motos acuáticas impulsadas por motores eléctricos en vez de combustión, a su vez alimentados por energías limpias obtenidas a través de aerogeneradores y placas fotovoltaicas propias. De esta manera, la huella de carbono producida por CSAM quedaría reducida a cero y el complejo lograría autoabastecerse. Las motos eléctricas fueron desde el principio el reclamo principal, pero entendimos que aquello no sería suficiente como para animar al público y marcar una diferencia si la propuesta se llevase a la realidad. Por eso, decidimos buscar otras formas de sacar provecho a las instalaciones que estábamos diseñando [poner acceso a otra pestaña con las instalaciones de CSAM, preferiblemente recursos gráficos].

 

Eventualmente, escogimos hacer de CSAM un centro de interpretación sobre energías renovables, aprovechando los sistemas de generación de energías limpias integrados en las instalaciones. Por otro lado, el servicio de motos de agua alimentadas por dichas energías limpias serían la oportunidad perfecta de hacer partícipe a un público desinteresado por el entorno en un proyecto de concienciación y conservación medioambiental. Y lo mejor de todo: mientras se divierten. Dado que gran parte de la actividad del centro se situaría en los meses de verano, también se nos ocurrió usar los sistemas de obtención de energía para la generación de electricidad y su vertido a la red. Por último, pensamos que la inclusión de una cafetería dentro del complejo sería un buen complemento para fomentar las visitas.

 

A partir de ese momento CSAM pasa a ser un centro de interpretación multiservicio, con inclinaciones acuático-deportivas, energéticas y de ocio. Todo ello con una filosofía basada en mostrar al público el alcance de las energías renovables haciéndoles partícipes en ello.

Esa era la idea. Ahora tocaba investigar y descubrir si algo así sería posible.

 

CSAM nace tras muchas horas de investigación, trabajo en grupo y afán por hacer las cosas de forma diferente. Todo ello sustentado por un estudio técnico-económico, que conforma el resultado de este trabajo y cuyas estimaciones avalan su viabilidad.

Sin una motivación que nos empujara no habría sido posible mantenernos trabajando en una idea como esta. ¿Cual ha sido nuestra motivación? Pensar que este proyecto podría convertirse en una realidad, y verse implementada en el Mar Menor. Porque realmente nos gustaría ver algo así en un futuro no muy lejano, para que ayude a recuperar las aguas de las que todos disfrutamos.

 
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now